A modo de introducción, los daemons son aquellos procesos que se ejecutan en el background. dígase systemd, init y tantos otros.

Pues bien, en esta entrada no os voy a explicar lo que hacen los daemons si no mas bien lo que son. porque muchos erróneamente los llaman demonios, cuando lo cierto es que son mas bien todo lo contrario. y es que como no confundirse cuando en ingles “daemon” y “demon” suenan exactamente igual, /ˈdiː.mən/ como lo escriben los lingüistas en el alfabeto fonético internacional o “diimon” como lo pronunciaríamos los hispanohablantes.

Lo cierto es que en ingles “daemon” es una adaptación a la palabra “δαίμων” cuya traducción al castellano seria “demon” o en plural “démones”. Y es que cuando hablamos de démones, hablamos de seres benevolentes, mitad humanos y mitad dioses, o como los definió Platón un intermedio entre los mortales e inmortales. En este sentido, si bien nunca se hablo de ello; cuando hablamos de démones, podríamos pensar en Hércules; un híbrido;  hijo de Zeus, el mas fuerte entre los dioses y Alcmena, la mas bella entre las mortales.

Así que ya sabéis cuando hablemos de systemd, init, uselessd o el olvidado Upstart, hablamos de démones y no de demonios. a propósito del olvidado Upstart, olvidado o no tan olvidado porque esta muy presente en los Chromebooks y en Ubuntu, aunque en este ultimo systemd lo remplazará en un futuro cercano.