Mucha gente tiene la intención de probar Linux, pero se siente un poco abrumada porque piensa que es algo terriblemente complejo y complicado. Esto no es así. Para demostrarlo, hemos desarrollado 6 lecciones para “novatos” con el objetivo de que cualquiera pueda instalar Linux y dejarlo “a punto”.

linux for dummies

Lección 1: ¿Por qué instalar Linux?

La pregunta tiene más sentido si la damos vuelta: ¿por qué no probar Linux? Android está basado en Linux, la enorme mayoría de los servidores del mundo utilizan Linux, también lo usan en la NASA y en el CERN. La verdad es que ya usamos Linux sin darnos cuenta (Android) y los expertos prefieren utilizar Linux en aquellos casos críticos en los que es preciso contar con un sistema estable, seguro y eficiente.

Entonces, ¿por qué no usamos Linux en nuestras PCs de escritorio o en nuestras notebooks/netbooks? Simple, porque Windows, gracias a varios acuerdos con los fabricantes de hardware, viene instalado por defecto y todos nos acostumbramos a él. Ahora, ¿eso significa que sea mejor que Linux? Bueno, no.

En esta guía detallamos algunas de las razones por las que deberías probar Linux.

Lección 2: Elegir la distribución adecuada

Una vez que hayas decidido darle una oportunidad a Linux, es necesario descubrir la distribución ideal para vos. ¿No sabés qué es una distribución? ¿Precisás ayuda para elegir una? Entonces, esta lección está hecha a tu medida.

Lección 3: Instalar Linux

Antes, es importante que sepas que es posible probar la distribución Linux de tu preferencia sin necesidad de instalarla en el disco rígido y, de ese modo, comprobar la compatibilidad de esa distribución con el hardware de tu máquina, sin que ello implique el borrado accidental de información. Para más detalles sobre el tema, sugiero altamente leer la lección anterior.

Tanto para probar como para instalar Linux hace falta realizar ciertos pasos previos (como configurar UEFI/BIOS para que arranque desde el CD/DVD/USB). Una vez más, la lección 2 te ayudará a resolver todas tus dudas sobre este tema, tal vez uno de los más ásperos para los “novatos” aunque no es tan difícil como parece a primera vista.

Finalmente, viene el proceso de instalación de la distribución seleccionada. A modo de recomendación general, sugiero buscar videos en Youtube que indiquen cómo instalar “paso a paso” tu distribución Linux de preferencia. En este blog vas a encontrar varias de estas guías para las siguientes distribuciones: Ubuntu, Linux Mint, Debian, Fedora, Gentoo.

Claro, quienes sean lo suficientemente perezosos tal vez prefieran saber dónde comprar computadoras con Linux preinstalado. 🙂

Lección 4: Qué hacer después de instalar…

Ahora que ya instalaste tu distribución Linux, llegó el momento de personalizarla. A diferencia de Windows, en Linux se puede modificar y configurar TODO según el gusto y las necesidades de cada uno. En este blog vas a encontrar varias guías para saber “qué hacer después de instalar…” Ubuntu, Linux Mint , Debian, Fedora o Slackware, algunas de las distribuciones más populares.

Lección 5: Instalar aplicaciones

Las distribuciones Linux vienen con un paquete de aplicaciones por defecto. No obstante, muchas veces esto no resulta suficiente. En esta lección se explican desde los diferentes métodos para instalar nuevas aplicaciones hasta cómo ejecutar aplicaciones de Windows en Linux. Asimismo, se incluye un listado de alternativas nativas a los programas más utilizados en Windows.

Lección 6: Dónde y cómo conseguir ayuda

El primer lugar de referencia a la hora de resolver un problema son los Wiki (página similar a Wikipedia, generada por la comunidad) o Foros de Soporte de la distribución que utilices. Dependiendo del grado de popularidad de la distribución, varios de ellos incluyen documentación en español. Entre los wikis y foros de soporte más importantes están el de Ubuntu, Linux Mint, Debian, Fedora, Arch Linux, entre otros. Este blog también posee Foros para ayudarte a resolver problemas puntuales y una comunidad de G+ muy abierta y dispuesta a colaborar. Otro lugar para conseguir ayuda son las comunidades de software libre de tu país/región.

Por último, vale la pena mencionar que no sólo es importante saber dónde pedir ayuda sino también cómo pedirla. Para ello, hace falta tener aunque sea un mínimo conocimiento de algunas cuestiones, como por ejemplo saber dónde se almacenan los archivos de registro (log files) y qué información almacena cada uno, así como dominar algunos comandos básicos para identificar el hardware y/o la configuración del software utilizados. La suma de esta información facilitará la tarea de quienes quieran ayudarte ya que podrán tener una idea clara no sólo del problema en sí mismo sino también de la configuración de tu sistema y del hardware utilizado (los cuales podrían ser, eventualmente, la causa del problema).